24 de septiembre de 2022
Ernesto Barraza y Diego Otero en la autoficción 'Transgeneracional'. Foto: Difusión.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

“Todos guardamos recuerdos con los que debemos confrontar en algún momento”

Diego Otero y Ernesto Barraza reflexionan en torno a ‘Transgeneracional’, una puesta en escena sobre las mudanzas simbólicas.

Por: César Chaman

La vida puede ser una sucesión de mudanzas: las materiales –con camión y cajas de embalaje incluidas– y las simbólicas, donde cada uno decide íntimamente lo que descarta o conserva. Las tensiones que se generan en torno a estos cambios vitales son el eje de la obra ‘Transgeneracional’.

Con las actuaciones de Diego Otero y Ernesto Barraza y la dirección de Vanessa Vizcarra, la puesta en escena es una autoficción gatillada por los recuerdos en medio de una mudanza real que desembarca, naturalmente, en una pregunta que nadie sabe responder: cómo hubiera sido mi vida si…

Reconstruirnos como sociedad

Los protagonistas de ‘Transgeneracional’, a la vez creadores de la obra junto a Vizcarra, se preguntan si la historia que están a punto de mostrar es valiosa como para compartirla con el público. Y, en ese giro, invitan a los espectadores a responder desde sus propias vivencias.

En algún sentido, “todos guardamos recuerdos con los que debemos confrontar en algún momento”, opina Diego Otero. En distintas etapas tenemos que reencontrarnos con cosas que nos dijeron –y nos marcaron– o con otras que no tuvimos cómo expresar.

Y aquello que no conseguimos decir en su momento, lo podemos mostrar ahora, aquí, en la obra. “¿Qué significa eso? Significa cuestionar nuestra identidad, saber qué tanto cargamos de nuestros antepasados y de nuestra cultura familiar” para entender el yo del presente, explica Otero.

Es un proceso complejo pero interesante y rico, especialmente en un momento del país en que necesitamos editar, recrear, reconstruirnos como personas, como sociedad y cultura, añade el actor.

>> PARA LEER EN RED >> ‘Rebelión de la memoria’: entender el pasado, construir el futuro, cultivar la paz
La obra nos da la oportunidad de repensar nuestra identidad, opina Otero. Foto: Difusión.

Historias complejas

“Sin duda, hay historias más complejas que otras”, acepta Ernesto Barraza, cuando se le pregunta por el valor de la memoria en un país que todavía carga con la herencia de la violencia del período 1980-2000.

No voy a decir que hay dramas ‘más importantes’ que otros, porque creo que las historias siempre son importantes para quien las vive, continúa. “Pero, sí, a nivel de la sociedad hay historias que trascienden y moldean la cultura mucho más que otras”.

En medio de la mudanza, Ernesto tiene la oportunidad de reencontrarse con un abuelo parco y Diego con una abuela querendona, a partir de prendas que estaban a punto de terminar en el tacho de la basura. Y más que saldar cuentas, lo que hace cada uno es cerrar capítulos.

‘Transgeneracional’ invita a plantearte una ficción sobre tu propio futuro., afirma Barraza.

Lo que no pudo ser

“Después de todo, cualquier ser humano merece relatar su propia historia”, enfatiza Barraza. “Y eso es lo interesante del teatro: nos convoca para contar nuestras historias, para entendernos todos juntos”.

De hecho –comenta Diego–, la obra tiene escenas en las que solo conversamos para decidir qué hacer con objetos sin mayor valor material, pero de riqueza sentimental, en un dilema de variables excluyentes: “Eso es de mi abuelo, pero es solo una cosa más”.

En ‘Transgeneracional’, queda claro que tanto la directora como los actores capitalizan las licencias de la autoficción. “Hay una mezcla de recuerdos y situaciones que se vivieron, pero que de repente los estamos mostrando como nos hubiera gustado que sucedieran”, advierte Barraza. “Lo bueno es que el teatro nos da la posibilidad de vivir lo que no pudo ser”.

(FIN/Ensayo General)

Ernesto Barraza, Vanessa Vizcarra y Diego Otero. Foto: César Chaman.

EN TEMPORADA

‘Transgeneracional’ tendrá seis funciones más en lo que resta del mes:

Viernes 19 y 26 de agosto

Sábados 20 y 27 de agosto

Domingos 21 y de 28 agosto

Las funciones inician a las 8:30 de la noche en el Auditorio Británico Cultural. (Bellavista 531, Miraflores). Entradas en Joinnus.

>> PARA LEER EN RED >> ‘Chaqueta’ Piaggio: con un tumbao de piano, entre la contemplación y la descarga

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General