24 de septiembre de 2022
Para seguir creyendo en el amor. Foto: Ensayo General
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

‘Enamorarse es hablar corto y enredado’: para seguir creyendo en el amor

Este viernes 13 y sábado 14 de mayo en la Sala Tovar de Miraflores.

La crítica la describe como ‘una pieza seductora’ de homenaje a la conversación y la inocencia. ‘Enamorarse es hablar corto y enredado’, comedia del dramaturgo argentino Leandro Airaldo, es también una propuesta mínima: en la banca de un parque, el diálogo entre dos extraños puede traer sorpresas.

Las convincentes actuaciones de María del Carmen Sirvas y Martín Martínez, más la dirección de Esmeralda Fern, logran que en esa banca se confronten las diferencias entre lo rural y lo urbano: un hombre de campo y una muchacha citadina comparten tiempo y espacio y se descubren.

En una coyuntura en que la violencia contra la mujer y el acoso son problemas cotidianos, un reto adecuadamente resuelto en la obra es la sutileza de la conversación, el respeto hacia la mujer y, en cierto modo, la transformación de la muchacha tímida: de una crisálida emerge una seductora mariposa.

>> PARA LEER EN RED >> «Oír un podcast es como ver una película, pero con los ojos cerrados»

Respeto y afirmación femenina

Esmeralda Fern remarca que el desafío fue grande, porque la obra plantea cierto riesgo, una conversación que podría sentirse como acorralamiento. Sin embargo, la manera que tiene Pedro de acercarse a Ana es cuidadosa; le habla con respeto y no invade su espacio.

“Soy feminista y me parece muy importante dejar marcados los mensajes de lucha contra la violencia hacia la mujer” –enfatiza la directora–, por eso es necesario aclarar que no se trata de un tema de género sino de humanidad: aquí los personajes se tratan con respeto.

Al respecto, María del Carmen Sirvas añade que la obra tiene el matiz de la inocencia y la conexión entre dos seres humanos, habla del amor desde una perspectiva bastante pura. Se trata de personajes de mundos diferentes que comparten el rasgo de la timidez y la inseguridad personal.

Puede ser irreal que dos personas se conozcan en la banca de un parque, pero es hermoso pensar que podemos trascender esos miedos y esa falta de respeto hacia la mujer que a veces ocurre, remarca la actriz.

En el final de una corta temporada, la obra se presentará este viernes 13 y sábado 14 de mayo en la Sala Tovar del Auditorio de la Casa de la Juventud Prolongada de la Municipalidad de Miraflores (Calle Tovar 255, Miraflores).

>> PARA LEER EN RED >> Rómulo Sulca: “Lo que estamos haciendo es pobre, necesitamos una escuela nacional de cine”

Para salir de los tiempos difíciles

‘Enamorarse es hablar corto y enredado’ es una obra dulce que se estrenó en Buenos Aires en el 2017. “Durante la pandemia, Martín me preguntó si me gustaría dirigirla; al leerla, me encantó y decidimos montarla”, comenta Esmeralda Fern.

Los diálogos tienen mucha poesía, es una obra romántica y quienes vengan al teatro saldrán con ganas de enamorarse, asegura.

En ese sentido, Sirvas reflexiona: “La ilusión es necesaria porque da luz, ilumina, después de todas las cosas que pasaron durante la pandemia, es necesario que las personas reciban un poco de esperanza y esta obra da esperanza en la humanidad, en las relaciones y conexiones”.

Con todo ello coincide Martín Martínez. La obra da un mensaje de esperanza, con el encuentro de dos personajes solitarios que terminan hallándose de una manera muy pura, con un amor genuino, casi abriendo lo que es más difícil: ‘el corazón’.

“Ahora puede haber mucho libertinaje, pero la belleza y el atractivo de la obra es que ambos personajes logran desnudar su alma”, concluye.

(FIN/Ensayo General)

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General