24 de septiembre de 2022
Luis Castillo: “No permitamos que los teatros se sigan cerrando y cerrando”. Foto: Juan Pablo Chaman.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Luis Castillo y el sueño de hacer teatro en todos los rincones del Perú

Joven dramaturgo apuesta por la unión del teatro independiente.

Por: María Ynés Aragonez

¿Qué puede suceder cuando cuatro estilos se reúnen, los emprendimientos crean sinergias y los sueños se comparten? La respuesta la da en los hechos el dramaturgo Luis Castillo, director de Haz tu Drama, quien juntó a tres compañías independientes para montar una temporada corta –‘Por todas ellas’– en el centro cultural Campo Abierto de Miraflores.

Cuando uno conoce a Castillo, llama la atención su trato jovial y la frescura de sus maneras. Esta cualidad personal, sin embargo, no riñe con la profundidad de su trabajo teatral. El montaje de ‘Por todas ellas’ habla por él: un grupo de obras cortas que tienen como eje la visibilización de la violencia de género y que tocan un tema difícil con los recursos del drama, la sátira e incluso el humor, dejando al público con una sensación de cuestionamiento y empatía.

En el ensayo general, minutos antes del estreno, el ambiente destilaba ilusión, nerviosismo y fuerza a través de cada uno de los participantes. El elenco, los escenógrafos, los técnicos, todos sudaban, hacían ejercicios vocales y corrían chequeando los últimos ajustes sobre un escenario minimalista que –al momento de la obra– consigue trasladar al espectador a distintos lugares.

>> PARA LEER EN RED>> Reynaldo Arenas: El teatro no solo entretiene, también tiene el deber de enseñar
“Queremos trascender, que la gente vea la realidad de una manera dramatizada, pero, a la vez, cruda y real». Foto: Juan Pablo Chaman.

El programa de mano era claro: agradecimientos para una larga lista de artistas de varias disciplinas, dejando marcado que se trataba de un trabajo colectivo, empujado con la fuerza de una comunidad de amantes del teatro.

Momentos antes del estreno, pudimos conversar con Luis Castillo, quien sumó fuerzas e ingenio con Manu Rodríguez (Camerino Virtual), Beatriz Quintana (El Convivio) y Elizabeth Morales (Amapola Teatro) para crear un trío de obras cortas.

¿Qué nos demanda el contexto? No podemos tapar el sol con un dedo, hay muchas denuncias, maltrato y violencia contra la mujer. Hicieron una convocatoria a diferentes dramaturgos para que envíen sus obras y escogieron tres historias cortas.

La violencia contra la mujer es un drama cotidiano en el Perú, un problema que también puede ser manoseado para aprovechar el contexto o la moda. En ese sentido, le preguntamos a Castillo: ¿De qué manera el arte puede transformar la sociedad?

“Es una lucha constante; con el teatro podemos llegar un poquito más allá, podemos empatizar y tocar esa fibra –reflexiona el dramaturgo–, sin embargo, acá no se viene a adoctrinar ni a aleccionar a nadie, porque eso depende de cada uno”.

“Queremos trascender, que la gente vea la realidad de una manera dramatizada, pero, a la vez, cruda y real, no ajena a las cosas que pasan actualmente, a las noticias, a las tragedias que escuchamos y que muchas veces queremos evadir para no tener un mal día y no cargarnos de energía negativa”, agrega el director.

Entre la gente que hace teatro no se estila desear buena suerte a los compañeros. La obra ya se iba a estrenar y el equipo de ‘Por todas ellas’ se juntó en un abrazo y gritó el clásico ‘¡Mucha mierda!’. La frase –de larga tradición– fue complementada con un espontáneo llamado de la naturaleza: “Un cinco que quiero ir al baño”, exclamó uno de los actores cuando ya empezaban a cruzar por la entrada los primeros espectadores.

>> PARA LEER EN RED >> Lucía Lora: En la Ensad a mejores docentes, mejores egresados; no existe un atajo

La primera obra de la triada es ‘Inocente y culpable’, escrita por Daniel Goya. La trama interpela al espectador sobre las relaciones supuestamente consentidas y la trillada frase “Ella quería”, cuando se pregunta si fue una violación. Actuada con energía por Manu Rodríguez y Beatriz Alcántara.

Le sigue un monólogo desgarrador, a cargo de Elizabeth Morales, un texto escrito por Hebert Corimanya titulado ‘Reconstrucción’, donde se reconstruyen hechos trágicos y las secuelas que marcan la vida y el alma.

La puesta en escena finaliza con ‘Sermones’, de Paris Pesantes, donde con un aire de comedia se oculta el abuso infantil y el escape “para vivir otra vida”. La actuación está a cargo de la misma dupla formada por Alcántara y Rodríguez.

La función termina y el público aplaude removido, un muchacho le confiesa a su madre: ‘¡Que fuerte, me ha golpeado!’. Tras los rostros de los espectadores se marcan los recuerdos, la identificación, el dolor y la búsqueda de justicia.

En una de las butacas, Alonso Alegría –uno de los maestros que formó a parte del elenco– también presenció la puesta en escena. Sus aplausos fueron para sus exalumnos un premio en esta noche de estreno, el preludio reposado de un sueño que empieza a cumplirse.

Trabajo futuro

La temporada de ‘Por todas ellas’ culminó a finales de agosto, pero el grupo desea hacer más presentaciones, asentarse como equipo. Coincidir no es fácil: cada uno de los miembros impulsa proyectos personales, sin embargo, confían en que el tiempo y las ganas darán para más cosas juntos.

El director también es un actor formado con Reynaldo Arenas y en Ópalo, grupo de teatro de Jorge Villanueva. Luis Castillo estudió en el taller de dramaturgia de Alonso Alegría y participó en el taller ‘Del texto al escenario’ con Alberto Ísola.

>> PARA LEER EN RED>> ‘Chaqueta’ Piaggio: con un tumbao de piano, entre la contemplación y la descarga
El elenco en pleno el día del estreno. Foto: Juan Pablo Chaman.

‘Por todas ellas’ es la primera obra que dirigió presencialmente en Lima. Ha escrito y dirigido también ‘El Casting’, micro obra realizada en Teseo Teatro en Madrid. También ‘Nuna, el alma del Perú por el Bicentenario’ y en setiembre actuará en la obra ‘Escenas de una ejecución’ en el Teatro Británico.

“Lograr que la gente venga al teatro es un gran reto, quisiéramos hacer obras en diferentes espacios, en los extremos de Lima, Lima Norte, Lima Sur, para que allí tengan también la posibilidad de ver teatro, porque todo está centralizado entre Miraflores, Barranco y Lima Centro”.

“Necesitamos ir hacia allá, porque sentimos que hay personas que quieren ver teatro y muchas veces no pueden, por la distancia, por el tiempo, por el trabajo. Entonces, de repente se da la oportunidad de contar con algún espacio que podamos alquilar y poner allí las obras”, se proyecta Castillo.

“Reynaldo Arenas ha sido mi profesor y nos inculcó esta vocación de dar –recuerda–. Con él nos presentamos en una iglesia subiendo un cerro, en un patio del colegio, él tiene vocación de servicio y sabe de las necesidades que surgen a partir de las nuevas generaciones”.

La conversación termina, la obra tiene que comenzar y Luis Castillo se despide con fe: “No permitamos que los teatros se sigan cerrando y cerrando”. Al menos él y Haz tu Drama no dejarán que ello ocurra.

(FIN/Ensayo General)

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General