24 de septiembre de 2022
Clowns hospitalarios de La Compañía Payasa. Foto: Instituto Nacional de Salud del Niño San Borja.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

¡Estos payasos se pasan! La alegría como complemento para sanar en el INSN

La Compañía Payasa visitó a los pequeños internados en los pabellones de quemados y cardiovascular.

Cuando alguien afirma que el arte tiene un poder sanador, muy bien podría poner este ejemplo: pequeños hospitalizados en el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) San Borja recibieron la visita de los clowns de La Compañía Payasa, quienes llegaron recargados con una dosis doble de alegría y humor.

Vestidos con pijamas –para no desentonar con los chiquitines que se recuperan en este centro de salud– y luciendo sus clásicas narices rojas, los payasos retomaron las rondas nocturnas para arrancar sonrisas y carcajadas, después de dos años de suspensión por la pandemia de covid-19.

El complemento más importante en la recuperación de los pequeños internados es el amor de la familia y la alegría que motivan visitas como la de los clowns hospitalarios. Lo saben bien los integrantes de La Compañía Payasa y la dirección del INSN San Borja.

Clowns de La Compañía Payasa en el INSN San Borja. Foto: INSN/Difusión.

Tropa de la alegría

‘Retaka’, ‘Marita’, ‘Agustina’, ‘Ekatombe’, ‘Gigi’, ‘Gonta’, ‘Origami’, ‘Jirafa’ y ‘Kalulo’ son algunos integrantes de esta tropa de la alegría, todos voluntarios comprometidos con la difícil pero noble tarea de arrancar una sonrisa en un pabellón de internamiento en salud.

“Cumpliendo con todos los protocolos por la covid-19, los payasitos hospitalarios ingresaron a las habitaciones de los niños y, con música suave, se acercaron a ellos, conversaron, rieron, jugaron y les brindaron una palabra de aliento”, explicó el INSN San Borja en una nota de prensa.

En el pabellón de quemados hay, por ahora, 16 niños y niñas. Y en el cardiovascular –temporalmente– 35 pequeños de diversas regiones del país. La visita de los payasitos es posible gracias a la política de humanización que impulsa el instituto desde su dirección general, a cargo de Zulema Tomás.

>> PARA LEER EN RED >> Tristeza y alegría en la vida de las jirafas: parábola con humor sobre la condición humana
Abrazos del alma: la Compañía Payasa visita a pacientes del INSN. Foto: INSN/Difusión.

Palabras de gratitud

“Los niños se mostraron felices con la visita de los payasitos y, sin duda, es la medicina que necesitan para ayudar en su proceso de recuperación”, resaltó la coordinadora de Hospitalización Cardiovascular, licenciada Stefani Sarmiento, al agradecer a los voluntarios que se dieron un tiempo para esta visita.

Liderados por Cecilia Gadea, los clowns hospitalarios dejan sus actividades a un lado –cada vez que son requeridos– y se convierten en “esos ángeles que llevan alegría a los niños para que recuperen fuerzas, ilusión y esperanza en la vida”.

La Compañía Payasa realiza esta labor desde hace varios años y su mejor premio es la alegría que despiertan en los pequeños hospitalizados y el alivio que su visita representa para las familias que pasan prácticamente todo su tiempo libre acompañando a sus pacientes. ¡Estos payasos se pasan!

(FIN/Ensayo General)

Clowns hospitalarios llegaron al INSN San Borja. Foto: INSN/Difusión.
>> PARA LEER EN RED >> ¿Cómo vamos en Artes Escénicas? Cinco escuelas organizaron primer encuentro presencial

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General