‘Olivia quiere dormir’, una novela sobre la fantasía de huir en busca de sanación

Escribe: María Ynés Aragonez

La protagonista de Olivia quiere dormir es una mujer en constante huida. Ha probado de todo –píldoras, psicoterapia, medicina alternativa– pero nada le funciona, no logra descansar. Agobiada, decide abandonarlo todo: marido, hijo, amigos. Y termina refugiándose en un pueblo andino, recóndito y escondido.

Este es el argumento de la primera novela de Carolina Aspíllaga Freire, quien describe su relato como una “novela humana desarrollándose en un escenario de plantas y chamanes que puede resonar fantástico, pero cuyas raíces están en las heridas de la vida familiar cotidiana”.

Aspíllaga Freire es periodista, publica como freelance en varias revistas y se ha ganado la vida como redactora creativa de publicidad en agencias y empresas. 

Vivió varios años en Barcelona y Buenos Aires, donde estudió guion de cine mientras trabajaba de mesera y modelo de desnudos. Actualmente labora como ghost writer para una conocida editorial. 

Ensayo General conversó con ella a propósito de la presentación de su ópera prima, Olivia quiere dormir, publicada por Batiscafoeditores.

>> PARA LEER EN RED >> Javier Arévalo: Necesitamos un shock para la promoción de la lectura

La novela fue presentada el 25 de noviembre en Casa Rebara, Miraflores. Foto: Difusión.

Vivimos un tiempo marcado por los rezagos de una pandemia que afectó sobre todo en el nivel de las emociones y en las relaciones con los demás. ¿Es la salud mental el eje de Olivia quiere dormir

–No diría que la salud mental es ‘el eje’ de la novela, pero, sin duda, es uno de los temas importantes dentro del relato. No elegí el tema antes de escribir; escribí una historia humana sobre una mujer que vive en un contexto determinado, con una sociedad que la asfixia y con un pasado traumático que se va develando a lo largo de la propia novela. Esa mujer no aguanta más y escapa de su realidad de madre y esposa. No es casualidad que Olivia huya a los pocos años de ser madre. Esa fantasía de huir y desaparecer luego de ser mamá es muy común, pero pocas veces se habla de ella. Por supuesto, muy pocas mujeres lo hacen, pero el deseo está ahí. 

En la novela se habla del mundo paralelo, del chamanismo y la magia ‘que cura’. ¿El personaje central –de la mano de la autora– pretende ‘escapar’ del mundo real?

–De manera inconsciente, sí. Aunque Olivia no lo crea así en su momento. Ella solo quiere sanar, volver a dormir. Lo que hace podría verse como un grito desesperado de ayuda. Con esto no quiero decir que la ayahuasca, usado profesionalmente, no sea una poderosa arma de sanación –pues sí lo es–, pero no es el mundo con el que se encuentra Olivia en el ‘vallecito’, como llama la gente a la zona de Urubamba.

En la presentación de la novela hay una referencia a un bar de Star Wars, una alusión a un mundo de desenfreno. ¿Cómo conjuga este escenario fantástico con el tema de la sanación?

–Ese es el mundo que encuentra Olivia en el Valle Sagrado. Fiestas con DJ y chamanes donde se toma bebidas a base de plantas y se baila toda la noche, un lugar donde ella se relaciona con personajes que antes consumían drogas y que ahora, como solo toman ‘plantas naturales’, creen que han sanado. Es una comunidad donde creer en ovnis y negar la ciencia es lo más común, donde la pandemia apenas empieza, pero nadie lo admite, donde usar mascarillas está mal visto y donde las teorías de conspiración proliferan más que las plantas. Como siempre, la realidad supera la ficción: el ser humano es mucho más complejo de lo que creemos y el querer sanar puede convertirse en una fantasía o un delirio.

¿A quién dirige su novela?

–Dirijo mi novela a quien disfrute de la lectura, pues a través de ella el lector es capaz de viajar y conocer otras vidas. Y, especialmente, a aquellas personas que sienten que su vida en algún momento se quebró. Olivia quiere dormir es una novela humana, que sucede en un escenario de plantas y chamanes que puede resonar fantástico, pero cuyas raíces están en las heridas de la vida familiar cotidiana.

*****

[-] Batiscafoeditores es un sello editorial orientado al descubrimiento de nuevas voces de la literatura y el pensamiento peruano. Lo dirige el escritor Javier Arévalo.

(FIN/Ensayo General)

Más Noticias Destacadas

¿Estás en quinto de secundaria y aún no decides que estudiar?

En Expouniversidad se muestra la oferta de educación superior de cerca de 100 instituciones, entre universidades, escuelas superiores e institutos. La feria vocacional se desarrollará del 19 al 22 de junio en el centro de convenciones del Jockey Plaza.

Deja una respuesta

CONTACTO

Magdalena, Lima-Perú  | +51 908 801 019  |  contacto@ensayo-general.com
Para mayor información los invitamos a suscribirse.

Las notas, entrevistas y artículos de ‘Ensayo General’ son gratuitos, pueden ser utilizados y publicados citando la fuente. Si deseas colaborar con ‘Ensayo General’, puedes ingresar a Yape en el Perú y a PayPal desde el exterior.