24 de septiembre de 2022
Para Diego Martínez, escribir y publicar es una aventura. Foto: Difusión.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Los caminos azules: la vida de un autor con condición autista en clave de testimonio

Escribir este relato y publicarlo ha sido toda una aventura, afirma Diego Martínez Cluzet.

Crónica: María Ynés Aragonez

Sin un diagnóstico preciso por décadas, Diego Martínez Cluzet ha pasado buena parte de su vida entre dos evidencias: primero, que algo no encajaba en su relación con los otros, y, segundo, que, más allá de su condición, es capaz de lograr prácticamente todo lo que se propone.

“Nací en los años 70, en una dictadura, y en esa época nadie conocía el tema del autismo ni el síndrome de Asperger –recuerda Diego–. He sentido la exclusión y me he dado de cabeza contra la pared porque es muy difícil no solo tener la condición autista, sino adaptarse para sobrevivir”.

Uruguayo-peruano graduado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la República, en Uruguay, Diego Martínez no tiene intención de victimizarse a sus 50 años. Por el contrario, entiende que plasmar su testimonio en el libro ‘Los caminos azules’ es un acto de amor.

***

“Tuve la suerte de crecer en un hogar con ternura, pero hay muchos padres que, pensando en proteger a sus hijos, los limitan”, afirma. No les dejan hacer deporte por temor a la burla o les buscan colegios especializados para que les enseñen a comportarse. “¡Y eso no nos ayuda mucho!”.

“Salí adelante gracias al deporte”, puntualiza Diego, en un salto hasta sus años en la Asociación Cristiana de Jóvenes de Montevideo, una etapa clave en su proceso de autoconocimiento.

“En distintos momentos sufrí bullying, sí, pero el único que puede fijar los límites es uno mismo”. En el fondo –y sin obviar el peso de la realidad que rodea a cada ciudadano–, eso funciona tanto para los neurotípicos como para las personas con la condición autista.

***

El autismo no es una enfermedad, no se contagia. Es una condición sin cura y su ‘remedio’ es la aceptación, el que las personas asuman que quienes viven con Trastorno del Espectro Autista (TEA) necesitan un entorno amigable que les permita desarrollar habilidades e integrarse.

‘Los caminos azules’ es el primer libro de Diego Martínez. Empezó a escribirlo como relatos sencillos para su hijo –también con autismo–, porque quería contarle sobre su vida y cómo lidiar con esa sensación permanente de ser mirado por los otros como ‘distinto’.

Después, su esposa lo animó a convertir esos textos en un libro, “para que la gente vea que una persona con la condición puede llegar a cumplir las metas que se propone”.

Escribió, corrigió y reescribió durante semanas. Y cuando el material estuvo listo, se contactó con tres editoriales. La española Círculo Rojo aceptó publicarlo y hoy el libro está en las principales librerías ibéricas y se vende –en versión digital y en papel– en Amazon.

>> PARA LEER EN RED >> César Lévano, sanmarquino y de huesos vallejianos

***

Escribir y publicar es una aventura, acepta. “Una aventura que puede llenarme –acota el autor–. Si el libro logra motivar aunque sea a una persona, ya me dejaría ciento por ciento satisfecho”.

En 92 páginas, Diego relata la manera en que un niño con TEA que no es diagnosticado a tiempo sufre, muchas veces encasillado como “el chico malcriado” o “el hijito de papá y mamá”. Cuenta también sus vivencias en la escuela pública, los colegios privados y la universidad.

“A las chicas y chicos con la condición hay que soltarles las riendas, hacer que estudien más allá de la escuela”, afirma desde la experiencia. Y pese a su entusiasmo, reconoce que hay que remar fuerte contra la corriente “porque la sociedad aún no está preparada para la inclusión”.

***

Diego no sabía que vivía la condición autista. Fue diagnosticado de manera oficial recién a los 48 años. Para entonces, tenía ya un máster en Dirección Comercial y Marketing de la Escuela de Negocios Europea de Barcelona (España), una familia y un hijo pequeño.

“Primero, hay que tener apertura mental –dice–; sin una mirada amplia, es imposible. Mi hijo tiene la condición y cometíamos el error de enviarlo a colegios inclusivos o especializados para que no tenga ese choque. Pero en esos colegios los educadores no entendían en qué consiste la condición”.

Nos llamaban a reuniones con las profesoras y lo acusaban: “Su hijo ha hecho esto y lo otro”, recuerda Diego Martínez. Nosotros les explicábamos que él tiene síndrome de Asperger y ellos no sabían cómo tratarlo.

“Hoy, mi hijo asiste a una escuela tradicional, ni siquiera cubre la ‘cuota de discapacidad’ y tratamos de que sea feliz”.

***

Junto a su esposa, Katherine Lecaros, Martínez Cluzet produce y conduce ‘Con mente diversa’, un programa de radio para entrevistar y sensibilizar a profesionales sobre temas de salud mental y educación.

El público objetivo del espacio radial incluye a los padres y madres, para que entiendan que el TEA no es una enfermedad y que, por tal motivo, no existen curas milagrosas. Los promotores de esas ‘curas’ sólo estafan y juegan con la ilusión y la esperanza de algunas familias.

“Hay que dejar una cosa bien clara: el autismo no se puede curar –acota Martínez–. Se puede mejorar la calidad de vida de la persona, sí, pero uno nace, crece y se muere con autismo”.

“Lo mejor que puede pasarle a un niño con TEA, sea del grado que sea, es incluirlo, que tenga contacto con las demás personas. Con eso ya vas a avanzar más del 50 por ciento”.

***

En nombre de las personas con TEA, Diego reclama sin titubeos: “Desde el Estado y la política pública debe haber renovación”. Y reconoce el valor de esfuerzos como el del Centro de Rehabilitación Profesional La Victoria del Seguro Social de Salud.

“Allí hacen una tarea hermosa con los niños con discapacidad, logran alianzas con centros educativos para que estudien, para que puedan terminar la primaria y la secundaria, les enseñan oficios, computación, carpintería, cocina”, enumera.

“Si ellos pueden, ¿por qué los otros no hacen lo mismo?”, se pregunta el autor, desde una parada reflexiva en uno de sus tantos caminos azules. Diego toma impulso, simbólicamente, y él mismo responde: “¡Querer es poder!”.

(FIN/Ensayo General)

>> PARA LEER EN RED >> Paco Moreno: Escribir me ayudó a superar la tristeza

‘Con mente diversa’ en radio

– El programa ‘Con mente diversa’ va por Radio Santa Rosa los domingos (14:00 horas). Clic aquí: https://radiosantarosa.com.pe/en-vivo-rsr/

– En radio La 97 FM va los sábados y domingos (16:00 horas). Clic aquí: https://la97fm.net.pe/

– Las entrevistas se comparten en Facebook y en la página web  www.conmentediversa.com

>> PARA LEER EN RED >> La travesía de la libertad: ensayos sobre Hegel con el filósofo Miguel Giusti

Esta entrada tiene un comentario

  1. Katherine

    Excelente entrevista. Un acercamiento sensible y completo sobre la percepción de una persona con autismo.

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General