24 de septiembre de 2022
'Féminas' la lucha de la mujer vista con otra optica. Foto: Difusión
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Ramón García dirige ‘Féminas’: sexo y liberación en la lucha continua por la igualdad

Obra va todos los viernes hasta el 27 de mayo en el teatro Barranco, a las 8:00 de la noche.

‘Féminas’ reconstruye el concepto de ‘la amante’, a la que no presenta como la mala, la negativa o la pecadora. En todos los casos, la obra teatral muestra a una mujer que decide, que no se cuestiona y vive su sexualidad a plenitud sin sentimiento de culpa.

En el extremo, presenta también a la mujer sojuzgada por su rol de cuidadora, seguidora de normas sociales y de apariencias.

Ramón García dirige la obra escrita por la dramaturga cubana Julie de Grandy y que se presenta todos los viernes de mayo (6, 13, 20 y 27) en el Teatro Barranco (8:00 de la noche).

El elenco de ‘Féminas’ lo integran Karin Morris –que interpreta a tres esposas engañadas–, Vania Accinelli –como Sofía O’Neil–, Raffaella Anselmi –como Anne Dupont– y Lorena Reynoso, como Patricia Delgado.

>>PARA LEER EN RED>> «Oír un podcast es como ver una película, pero con los ojos cerrados»

“Cuando leí por primera vez el texto, tuve una sensación extraña: una mezcla de euforia, rabia, alegría, pena –relata Ramón García–; todas esas emociones encontradas en una misma historia que la autora plasma en tres momentos del siglo XX”

“De Grandy narra, al mismo tiempo, la lucha por los derechos de la mujer de forma magistral”, opina García, quien tiene 45 años como actor, 30 años como profesor y está es su segunda experiencia como director.

En una sociedad mojigata y de doble moral los textos pueden chocar. “Los cánones condenan a la amante, pero ante cosas más inmorales, todo el mundo se calla la boca. Y eso que no queremos hablar de política, que es el más grande ejemplo” de inmoralidad, agrega el director.

Entradas aquí. Oferta especial ‘Lleva a mamá al teatro por el día de la madre el viernes 6, en la boletería del Teatro.

Una vida de actuación

Para Ramón García, esta es la segunda experiencia teatral como director. Y es, de cierta manera, una reinvención, un proceso de crecimiento y aprendizaje constante, porque “para ser profesor primero hay que ser estudiante y uno no deja de ser estudiante nunca”.

“Estuve esperando años, siempre tuve el deseo de dirigir, pero primero hay que actuar –reflexiona–. Es como un músico: primero la guitarra, después entra a una orquesta y después llega a la sinfónica. Dirigir es ver los textos, la escenografía, la construcción de los personajes, todo lo que implica la puesta en escena”.

>> PARA LEER EN RED>> Estímulos Económicos a la Cultura 2022: conoce aquí las bases y cronogramas.
Actor de teatro, cine y TV. Foto: Facebook Ramón García.

Vocación docente

Pero, así como constituye un proceso de aprendizaje, la dirección es también un ejercicio docente. Y pese a que no ha estudiado pedagogía, García considera que se tiene que entregar por entero –en la dirección– como un guía de los actores y actrices.

“Un verdadero profesor lucha por sus alumnos, la vocación docente se lleva en el corazón. Si no tienes eso, no puedes hacer nada. El ingeniero el doctor, el salchipapero, el que vende yucas en la esquina, el que se divierte trabajando y es feliz, ese puede ser un maestro”.

El secreto es hacer lo que te hace feliz, refiere. Y como te hace feliz, lo haces bien. Y como lo haces bien, tienes éxito.

“Claro que el éxito es relativo. Para mí, que me entrevistes es un éxito –asegura Ramón–. Alguien puede decir: ‘Ah, pero en la sala solo has tenido 30 personas’. Es verdad, pero si esas 30, 20, 15 o sola una persona salió satisfecha, entonces tuve éxito”.

(FIN/Ensayo General)

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General