24 de septiembre de 2022
Marco Antonio Ramírez entrevistado en el canal de televisión del JNE. Imagen: captura de pantalla.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La identidad necesaria: ¿por qué los afroperuanos no logran incidir en la política del país?

Reflexiones del abogado Marco Antonio Ramírez, promotor de los derechos de la población afrodescendiente

“El libro trata de responder una pregunta: ¿qué está pasando con la población afroperuana que no incide en la vida política del país?”, expresa el abogado Marco Antonio Ramírez para resumir el propósito de ‘La identidad necesaria. Participación y representación política del pueblo afroperuano’ (JNE, 2022).

Resultado de una investigación para alcanzar el grado de magíster, el libro de Ramírez busca esclarecer por qué muy pocos afroperuanos llegan a ser, por ejemplo, congresistas, alcaldes o ministros. Y, además, por qué los que sí llegan, no logran generar algún tipo de medida diferenciada para garantizar una mejor vida para las personas afrodescendientes.

“Son pocos los afroperuanos que llegan a alcaldes, ministros, legisladores o gobernadores y a ocupar puestos donde se toman las decisiones. ¿Qué está pasando con esta población que no está incidiendo en la vida política del país?”, se pregunta el autor.

>> PARA LEER EN RED >> Plan de recuperación del arte y la cultura al 2030: ¿qué plantea el Mincul?
Portada de ‘La identidad necesaria’ (JNE, 2022). Foto: Difusión.

Ciudadanos invisibles

Según el censo nacional de 2017 –el primero que incluyó una pregunta de autoidentificación étnica–, los ciudadanos y ciudadanas que se consideran negros, zambos, morenos, mulatos y, en general, afrodescendientes, suman alrededor del 3.6 % de la población del Perú.

“Sin embargo, cuando vemos quiénes ocupan los cargos de toma de decisión a nivel distrital, provincial, regional y nacional, los afroperuanos no suelen estar representados en esa misma proporción”, advierte Ramírez.

Otros estudios, documentos y encuestas señalan que la población afroperuana es el 10 % –continúa el autor–, pero cuando observamos la composición del Congreso, no hay 13 afrodescendientes en los escaños.

Entonces, el libro trata de eso: de comprender por qué esta democracia que hemos construido todos y todas sigue invisibilizando a un grupo importante de la población que, pese a siglos de sometimiento y esclavitud, no ha logrado ocupar un mayor nivel en los espacios políticos, económicos, culturales.

“Es importante invitar a la gente a reflexionar sobre esto”, enfatiza Ramírez.

>> PARA LEER EN RED >> Mitos de origen: arcilla y alfarería awajún en el Museo de la Cultura Peruana
Con voluntarios de Transparencia. Foto: Facebook/Marco Antonio Ramírez.

Limitaciones de participación

‘La identidad necesaria. Participación y representación política del pueblo afroperuano’ plantea también que existe una serie de barreras y limitaciones a partir de lo que fue el periodo esclavista entre los siglos XVI y XIX.

“A partir de allí se han generado desigualdades raciales y sociales que determinan que los afrodescendientes sigan enfrentando, hasta hoy, dificultades para acceder a educación superior, trabajo digno y vivienda de calidad”, explica.

En perspectiva, la solución para estas brechas debería comenzar por reconocer que existe esta desigualdad. Además, necesitamos una ley contra el racismo y la discriminación racial: “El Perú no tiene una ley que garantice la promoción de la diversidad y la lucha contra el racismo”.

>> PARA LEER EN RED >> El 60 % de la población percibe que los afroperuanos son muy discriminados
Presentación de libro organizada por el Jurado Nacional de Elecciones. Foto: Difusión.

Cinco barreras

La reflexión de Ramírez aterriza en al menos cinco de barreras para la participación política de los afroperuanos.

  1. La primera tiene que ver con el sistema electoral: a pesar de las desigualdades evidentes, no hay ningún tipo de medida afirmativa específica para la población afrodescendiente, como por ejemplo una cuota electoral.
  2. El problema de los fondos de campaña también actúa como un freno. En el Perú, no es un secreto que hacer una campaña electoral es costoso. “Y la población afroperuana está mayoritariamente empobrecida, precarizada”.
  3. Por otro lado, los partidos políticos no incluyen afroperuanos en sus listas de candidatos, ni como militantes ni en los cargos para la toma de decisiones al interior de la propia organización política.
  4. Igual, “el racismo y la discriminación hacen que la gente no vote por personas afroperuanas porque piensan que no están capacitadas para gobernar y solo son buenas para el deporte, la música y el baile”.
  5. Y, por si fuera poco, el propio movimiento afro no ha logrado construir una candidatura que parta del movimiento social y sus organizaciones y no actúa “de abajo hacia arriba” para impulsar un liderazgo afroperuano.

Todos estos prejuicios y estereotipos limitan, opina Ramírez. «También hay un endorracismo: la propia incapacidad de asumirse como representantes de su pueblo”.

>> PARA LEER EN RED >> Amos Nattini: un viaje ilustrado por La Divina Comedia de Dante Alighieri

Marco Antonio Ramírez en JNE Noticias. Video: JNE.

(FIN/Ensayo General)

>> PARA LEER EN RED >> Cultura es Desarrollo: un sello para reconocer a municipios y regiones que apuestan por la cultura

Deja una respuesta

Todos los derechos reservados – Ensayo General

Todos los derechos reservados

Ensayo General